miércoles, 12 de octubre de 2016

Hoy están tocando nuestra puerta

Por la década del 70 se decía que en Argentina no había problemas de droga, ya en los 80 lo más sencillo era argumentar que era solamente un "país de tránsito", desde los 90 y más en el nuevo siglo hemos caído en la cuenta que esos paliativos gramaticales quedaron escasos. Para muestra véase la hermosa ciudad de Rosario.
En iguales etapas de tiempo, primero se tenía la democracia, luego se la perdió, se la recuperó y aprendimos a cuidarla desde el voto, pero pareciera que con ello sólo alcanza, sin caer en la cuenta que la democracia se hace cada día, de distintos lugares y no solamente sufragando.
La inseguridad era algo lejano, que a pocos lamentablemente les pasaba, que si uno tomaba algún recaudo estaba a salvo pero...creció la brecha social, se promulgaron leyes pro reo antes que pro víctima y los dirigentes de todo tipo declaman un libreto pero puertas adentro ejecutan otro. 
En la marcha de Ni una menos fueron cientos de miles (¿se acuerda alguno de ello?) y en la marcha de ayer para Que no te pase a vos muy pocos en relación a la primera.
En educación las cosas vienen igual: se han planes pedagógicos nuevas leyes, ideas grandilocuentes y...sin embargo nuestra nivel formativo decae minuto a minuto. Es la tan temida tragedia educativa que vaticinara el Dr. Jaim Etcheverry en su libro.
Cosa menor a las anteriores, pero cara al sentimiento argentino, el fútbol va en el mismo sendero, cuesta a abajo y los tumbos. 
La otrora rica AFA, como símil del semillero del mundo, ahora sin Don Julio tiene deudas por los cuatro costados, no puede hacer una votación limpia entre 75 personas, no tiene un presidente legal y además no sabe qué hacer con el fútbol local ni con la selección.
En los 70 teníamos a Kempes, en los 80 a Maradona, fuimos dos veces campeones del mundo, luego una generación de grandes estrellas con brillo tan propio que juntas se opacaban.
No nos podemos quedar afuera del mundial es el dicho popular, tenemos a Messi, Aguiero, Higuaían etc etc pero... ese versito ya lo oí en otras ocasiones y aunque parezca mentira puede suceder.
Como en muchos asuntos importantes, una buena parte de los argentinos minimiza los problemas hasta que el agua moja su cuello y entonces... a luchar denodadamente aunque ya sea tarde.
¿Dónde están los memes de Masche? ¿Todavia no recuperamos las Malvinas de su mano?
¿No habrá memes por la educación, por la economía, porque los políticos dejen de pensar en las listas del 2017 o la CGT en ver cómo acomodarse paro o no mediante?
Creo, humanamente que, como en muchos aspectos, el fútbol muestra una vez más la decadencia generalizada que no es PRO ni K, es de la sociedad en su conjunto.
Pidámosle a Bauza que cambie pero a la vez empecemos un poco cada uno, aunque no lleguemos a Rusia 2018.

Alejo de Dovitiis ©2016

lunes, 3 de octubre de 2016

Ajedrez y Empresas. Un proyecto de niños. Los Justos

El viernes 23 de Septiembre, a dos años de haber publicado en este mismo blog la nota "La era de los Justos", nos volvimos a reunir para comer, charlar y luego ir al programa de radio que conduzco (Ajedrez y Empresas en www.radiocv.com.ar todos los viernes a las 16hs) varios amigos de la escuela primaria Ursula Llames de Lapuente.
Participaron de la tertulia los amigos, el Dr Federico Lerner, el Lic. Alejandro Costábile, por teléfono salió al aire Juan Pablo Rosello desde su oficina y no pudo quedarse al meeting radial el Lic. Pablo Scorofitz (quien movía los hilos de ese equipo de niños que tantos valores nos dejó).
En fin, una charla de amigos, sobre el ´fútbol como excusa para potenciar la amistad y la unión de un grupo que quería ganar, pero a la vez pasar hermosos momentos juntos.
Humildemente, se los recomiendo



Alejo de Dovitiis © 2016

jueves, 19 de mayo de 2016

Ajedrez y empresas. La experiencia del profesor MF Martín Bitelmajer

El vienres 13/5, como siempre en Ajedrez y Empresas a las 16hs por Radio CV www.radiocv.com.ar, tuvimos la enorme dicha de contar con el maestro Martín Bitelmajer.



En el transcurso del programa nos contó de su experiencia dando clases a niños y adultos; su vida con sus viajes y sus puntos de vista con respecto a la relevancia de enseñar ajedrez a los chicos.



Altamente recomendable de oir.

Alejo de Dovitiis © 2016

lunes, 25 de abril de 2016

Ajedrez y Empresas. La influencia de la escuela pública

El viernes 22 de Abril de 2016 me dio un gustazo desde lo emocional y desde lo profesional: contar en el programa de Radio CV con tres amigos ex compañeros de la escuela primaria pública Ursula Llames de Lapuente (Escuela 5 Distrito Escolar 2).


Guillermo Quaini: ex jugador de la selección nacional de voleibol, entrenador y comentarista en TyC sports. Medalla de oro en los juegos panamericanos de 1995. Miembro del equipo nacional en los juegos olímpicos de Atlanta 1996 y varios mundiales.
Martin Grandes: Doctor en análisis y política económica (EHESS, Escuela de economía de París). Investigador del CONICET, escritor, repatriado por el programa Raíces en 2009, y docente de universidades argentinas y del exterior. Ex jugador de primera división de squash.
Federico Lerner: Médico, Universidad de Buenos Aires, Doctor en farmacologia por la Universidade de Sao Paulo, Brasil. Ex docente de metodología de la investigación.
Con ellos tres y teniendo la grata presencia vía telefónica de la Sra Directora de la Institución Susana Sanguinetti se hizo un programa muy bello, que considero que todo disfrutamos.
Aqui va el audio, ojalá les guste:



Alejo de Dovitiis © 2016


miércoles, 6 de enero de 2016

Zapatitos mágicos

Pequeños hilos de luz se filtraban por la ventana, el color del hogar iba cambiando, se veía ya el orden a medias y el sin rumbo del ambiente.
No había podido dormir bien entre pensamientos entremezclados y la humedad excesiva que no permitía despegar la piel de las sábanas.
Buscaba algo, digamos especial; su mente le decía que no era un amanecer más pero, no hallaba la clave.
Cual catarata se deslizaron recuerdos, nostalgias de otras épocas ¿mejores, peores? ¿Quién lo sabe?
El preciado regalo que trajeron los reyes hace ya más de treinta treinta años sigue ahí, presente frente a tempestades, cambios y avatares. Es un símbolo de lo que fue y quizás es, un estandarte.
Su mirada recorre el sitio y no ve agua, lechuga ni calzados estacionados en un lugar estratégico: hay vacío, el cual es peor que el recuerdo de lo que fue.
Jornada de alegría, que ojalá fuera para todos los niños del mundo, y que contagia a los adultos, en mucha mayor medida si tienen la dicha de ser padres.
Están pasando nomas los Reyes Magos, recorriendo el mundo de las ilusiones infantiles, generando fantasías, ilusiones, fabricando sonrisas en los amaneceres incrédulos de los chicos en cada 6 de enero.
Y ahí yacen, aunque no se ven, esos zapatitos mágicos, únicos en su especie que no obstante no estar presente físicamente aún generar sentimientos de esperanza.
Ya está, es tiempo de desarmar el árbol de Navidad y dejar que la realidad fluya con todas sus dificultades.
Que el empuje de la mística de estos tiempos compense y nos fortalezca aunque no haya regalos materiales o se noten carencias que tal vez jamás podamos suplir.

Alejo de Dovitiis 2016

martes, 22 de diciembre de 2015

Felices Fiestas en pocas palabras

El cielo se ve gris, plomizo, amenazante de lluvia a pocas jornadas de la Navidad y el Nuevo Año, como si el sol tuviera que pedir permiso para asomar en estas fiestas.
Más allá de las próximas medidas económicas que marcarán el comienzo de una año esforzado vienen a mi mente otras realidades, algunas esperanzadoras, otras tristes donde hay pobreza, marginación, guerras y un clima que no coincide con lo festivo.
Es la época de soñar, de creer que lo imposible será  realizable, que los dolores se han de ir y que la alegría permanecerá para siempre, aunque ello, en el fondo sepamos que no sea cierto.
Tenía ganas de escribir más y mejor para esta fecha pero veo que hay algo en mi mente que ya no funciona igual, intento crear pero es infructuoso.
¿La esperanza se pierde o no? ¿O será solamente un slogan que nos empuja a seguir adelante con optimismo? No lo se, pero ojala el 2016 cumpla muchos de los anhelos y plegarias de cada uno de nosotros.
Estoy seguro que en medio de un panorama oscuro el sol ha de infiltrar sus rayos para iluminarnos cuando menos lo sospechemos y poder así pasar una Navidad con quienes más queremos y un Año Nuevo con renovadas esperanzas.
Gracias a todos con quienes pasé este año por haber compartido momentos y haberme enseñado cosas de la vida. Que la Felicidad toque sus puertas y se meta para irse jamás, es mi deseo de corazón.

Alejo de Dovitis

lunes, 23 de noviembre de 2015

Por un 10 de diciembre más.

Finalmente el amarillo venció al naranja, quizás porque este último necesitaba la ayuda del rojo para llegar a ser vencedor y no la tuvo. Colores, matices, dos candidatos que se diferenciaban pero que, tenían mucho en común.
Así como en 2011 los K enrostraban a todos que tenían el 54% y acto seguido no oían a nadie que no comparta sus ideas, espero que este 51% (que es un mezcla de PRO; radicales, disgustados con el estilo Cristina y otros) no cometa el mismo yerro (sin olvidar la muy buena performance de un solitario Scioli con un 48%), ¿aprenderemos o no? Ver para creer lo que suceda.
Me parece bueno festejar el acto democrático, más que el resultado, ya que hay muchas cosas por resolver.
Ni todo será color de rosa ni tampoco negro. Y los políticos, de todos los colores, tiene aún que demostrar que trabajan más por el bienestar de la gente que por su propio enriquecimiento.
No creo que un "nuevo país" comience el 11 de diciembre pero tampoco me cae bien que muchos Kirchneristas expresen "que les garue finito, volvimos a los 90" y otros dichos.
No es correcto decir "el odio se va" ¿por qué no decir "el diálogo llega"?
Cambiemos ganó de nuevo por poco, y Macri, como bostero lo digo suele tener golpes de suerte cruciales. Dios quiera que la suerte le siga acompañando si es que hiciere las cosas bien para todo el país.
Cristina puede irse tranquila, estuvo muchos años con aciertos y errores y le toca el turno de descansar, de hacer el balance que debería tener no sólo un haber sino también un debe. Hágalo por favor, sra Presidente, verá que no es para enojarse lo malo, tan sólo para corregirlo y aceptarlo como parte de un proceso largo que tiene sus vaivenes.
Un soleado sábado 10 de diciembre de 1983, vi de pibe volver a la Democracia, desfilar a Raúl Alfonsín enseñando un nuevo camino. Desde el Cabildo sus palabras sonaron a otro 1810 y aunque con muchos errores, aún seguimos en ese sendero.
Que cuando Cristina le entregue a Mauricio la banda presidencial y el bastón le haga saber que en ese acto simbólico le está dando el comando del destino de 42 millones de argentinos y que ya tan sólo la cifra lo haga ser consciente de su magna responsabilidad.

Alejo de Dovitiis 23/11/15