jueves, 23 de agosto de 2007

Las reglas de Sofia

Como señala nuestro amigo Víctor el ajedrez merece tener una vuelta de tuerca desde el punto de vista de los medios de comunicación para comenzar a tener la masividad que le corresponde.
La regla de no poder ofrecer tablas, instauradas en el Magistral de Sofia, son una buena medida para llegar a dar vuelta esta ecuación negativa con respecto al ajedrez y la publicidad.
La combatividad tiene que respirarse para que un deporte pueda transformarse en un espectáculo televisable o emitible en directo.
Aparte, los organizadores y directivos del ajedrez - desde la FIDE para abajo - tienen que uniformar las reglas y mostrar al mundo no ajedrecístico las bondades que los trebejos tienen no solamente como justa deportiva sino como herramienta propulsora del pensamiento y el razonamiento. No se concibe una disciplina organizada con reglas cambiantes todos los años ni se pueden planificar estrategias cuando todo cambia período tras período.
Combatividad de los protagonistas, creatividad y orden en los organizadores y desde ya una promoción positiva del ajedrez de los directivos del ajedrez son la clave para alterar este estado de cosas en el mundo de las 64 casillas.
Sigamos pregonando por un ajedrez masivo, instructivo, atractivo, más allá si se trata de una simultánea, de un programa de chimentos o de un torneo blitz emitido en directo. Hay muchas formas de ofrecer el gran banquete del ajedrez en bandeja de plata pero es vital la conjunción de los estamentos antes descriptos.

1 comentario:

Argenlibre dijo...

Saludos desde el Movimiento Argenlibre
argenlibre.blogspot.com